Cultura

Inglés en Vélez: Nunca es tarde para aprender

Por Diego Guitian

El inglés es hoy en día, y desde hace varios años, el idioma que más llegada y aceptación tiene a nivel mundial. Por eso en Vélez se estudia y la profesora Sandra Colángelo nos cuenta las ventajas del curso que dicta tanto para niños y adultos.

Nació en Estados Unidos y hasta sus 10 abriles vivió allá, pero de pronto su familia se vino a vivir a la Argentina. La lengua materna fue el inglés por eso no le costó profundizarlo para luego ser quien lo enseñe desde sus 16 años. Sandra Colángelo trabaja hace dos décadas en Vélez y nos cuenta sobre cómo es dar a conocer el tercer idioma nativo más extendido en el mundo, después del chino mandarín y el español.

"Enseñar inglés en el Club es mejor que enseñarlo en un instituto, porque le das la posibilidad al socio de hacer lo mismo pero con una cuota mucho más accesible y tienen el mismo nivel porque lo mismo dicto en una academia. La parte oral, la parte escrita, la parte de audios; todo es idéntico. Es un beneficio grande para los socios del club", comienza diciendo la Teacher.

En cuanto a quiénes suelen asistir a sus clases, Sandra describe el amplio rango etario que las componen. Con entusiasmo relata que "vienen desde 4 años hasta adultos mayores". Y agrega respecto a cuáles son las causas que convocan al alumnado: "Los chicos concurren por el colegio aunque si bien no damos clases de apoyo, enseñamos por fuera de lo que es la escuela. En cuanto a los adultos, la mayoría viene porque tiene que viajar, o se dan cuenta que es útil y necesario, otros estudian por placer y también están los que quieren retomar lo aprendido en el secundario".

A la hora de evaluar el nivel de quienes concurren al curso de Inglés en Vélez, comenta que "se hace una pequeña ejercitación entonces así me doy cuenta en qué grupo los puedo ubicar". Una vez concluido el filtro, empiezan a ordenarse los cursos aunque "la mayoría quiere retomar desde el principio. Y es entendible, porque muchas veces todo está agarrado desde los pelos. En una o dos clases sacamos adelante esa parte básica de números, días y demás y comenzamos con lo que es la gramática y todo el contenido".

Colángelo, quien es además Licenciada en Comunicación Social, subraya que "en Vélez enseñamos Inglés Británico, sumado al nativo de Estados Unidos dada mi condición de haber nacido allá. Las clases duran una hora y media y siempre les digo a mis alumnos que eso es muy poco, que escuchen canciones y vean películas. La repetición sin subtítulos permite que el oído esté abierto a escuchar y eso sirve muchísimo para afianzar los aprendido".

Las clases son amenas y muy didácticas, expandiendo de manera clara las posibilidades de adquirir una nueva lengua. Pero a la hora de evaluar lo aprendido, la docente suele encontrarse con una circunstancia: "Los adultos no quieren rendir exámenes, generalmente. Ni siquiera los exámenes de clase normales. De todas formas a fin de año se rinde una prueba oral y escrita para poder pasar de nivel y ver qué aprendieron. Cuesta muchísimo que lo den porque la mayoría quiere abandonar en ese momento pero cuando lo hacen", adivierte con emoción "se dan cuenta todo lo que aprendieron y es una satisfacción muy grande verles las caras y la alegría que sienten".

Martes de 17:00 a 20:30 y miércoles 17:00 a 19:30, son los días y horarios que se dictan las clases en las aulas del Tercer Piso de la Sede. Sandra Colángelo enfatiza sobre porqué hay que estudiar Inglés en Vélez: "Yo pasé por el cambio de no saber un idioma y tener que arreglarme, sé lo que sienten los alumnos cuando no entienden. Y esa empatía sirve mucho para explicar. Acá no hay exigencias sobre todo para los adultos, la idea es que aprendan y puedan ampliar sus conocimientos con la importancia que hoy en día tiene saber una nueva lengua o una tan importante como el inglés".